Un estudio nuevo muestra que la aptitud digital ayudó a las organizaciones a adaptarse al COVID-19

May 6, 2021 | Noticias

 

Redacción | redaccion@tiazelmira.com

El jueves, el Economist Intelligence Unit (EIU) publicó los resultados de un estudio minucioso sobre la manera en que la relación entre la tecnología, las empresas y las personas evolucionó durante la pandemia del COVID-19. El EIU recopiló las opiniones de los líderes empresariales en ocho industrias diferentes sobre los desafíos y las oportunidades que la disrupción generó para las organizaciones y la manera en que las iniciativas digitales se modificaron para hacer frente a la nueva realidad. 

De manera casi unánime, los líderes empresariales afirmaron que la aptitud digital fue esencial para poder adaptarse. El cambio masivo al trabajo a distancia también intensificó el enfoque en la participación de los empleados, tanto que los temas como el desarrollo de habilidades, el bienestar y los beneficios perdurables para la sociedad ahora encabezan la agenda de transformación de muchas organizaciones.  

“Desde hace tiempo hemos visto las ventajas que la transformación digital proporciona a los clientes, y esos datos nos aportan información concreta sobre la manera en que las industrias han enfrentado los desafíos del año pasado”, dijo Deb Cupp, vicepresidenta corporativa de Microsoft para las industrias empresariales y comerciales. “Los hallazgos confirman las tendencias que hemos visto surgir y refuerzan nuestro compromiso de ofrecer información, productos y servicios que ayuden a los clientes en todas las industrias a adaptarse cuando lo necesiten, a empoderar a los trabajadores y a lograr más”.  

Solicitado por Microsoft, el estudio del EIU busca obtener perspectivas del año pasado y enfocarse en el camino por seguir. El estudio se centró específicamente en las cadenas de suministro, el trabajo a distancia, el análisis predictivo, la toma de decisiones, y la seguridad y bienestar de los empleados.   

Los investigadores detectaron una correspondencia entre la madurez digital de las organizaciones y su capacidad de manejar la disrupción sin precedentes, y encontraron una correlación importante: entre más se enfocaban las compañías en su transformación digital, más rápido podían recuperar las operaciones y permitir avanzar a las personas.   

“La pandemia del COVID-19 demostró que las herramientas digitales son críticas para que las empresas puedan desarrollar agilidad y reaccionar ante una disrupción importante”, dijo Michael Gold, editor administrativo de The Economist Intelligence Unit. “Sin embargo, el estudio muestra que no solo se trata de los negocios. La mayoría de las compañías consideran que la transformación digital es fundamental para superar la brecha de habilidades, motivar a los empleados y brindar beneficios más grandes a la sociedad”.  

El enfoque en los empleados y el impacto social se manifestaron en todas las áreas 

El estudio mostró que todas las industrias han renovado su enfoque para motivar y conectar a las personas entre sí, a su trabajo y a un sentido del propósito compartido. El porcentaje de todos los entrevistados que citaron la participación de los empleados como un imperativo tecnológico se elevó de 24 % antes de la pandemia a 36 % en la era del COVID, con un incremento de 10 o más puntos porcentuales en las industrias de fabricación, servicios financieros, comercio minorista y educación. 

La preocupación por las personas y la sociedad también se manifestó en otras maneras. La mayoría de las compañías afirmaron que la pandemia ha destacado la necesidad de contribuir de forma más sustancial a los resultados sociales: el 75 % señaló que la transformación digital debería trascender el éxito empresarial para apoyar las mejoras sociales, como crear una fuerza laboral más inclusiva y accesible y abordar las emisiones de carbono y el cambio climático.   

Las inversiones en tecnología se aceleran a nivel mundial

Las herramientas digitales se convirtieron en la infraestructura indispensable en todas las industrias. Aquellos con una buena presencia digital pudieron acelerar el trabajo a distancia, apoyar los roles distribuidos, recuperar las cadenas de suministro interrumpidas y negociar con los clientes en maneras nuevas. Sin embargo, aunque la transformación digital permitió la continuidad de los negocios, el estudio también reveló brechas de habilidades, privacidad, seguridad y cumplimiento a medida que las organizaciones aplicaban tecnologías nuevas.    

Listas o no, las organizaciones en todas las industrias aceleraron sus iniciativas de transformación y empezaron a depender más de las herramientas digitales. En este aspecto, la tecnología en la nube fue fundamental, ya que el 50 % de las organizaciones afirmaron que desempeñó un papel esencial en sus operaciones durante la era del COVID, seguida por las tecnologías para el trabajo a distancia (40 %), la inteligencia artificial y el aprendizaje automático (33 %) y el Internet de las Cosas (31 %). 

El impacto de la pandemia en las industrias muestra el lado humano de las prioridades digitales

Puesto que cada industria opera de forma distinta, la pandemia expuso las brechas digitales también en maneras diferentes. Los educadores expresaron inquietudes respecto al acceso y la inclusión, mientras que los fabricantes de automóviles se enfocaron en el cambio climático. En todas las industrias, el lado humano de la tecnología trascendió sus respuestas y, en ciertas maneras, eclipsó los beneficios para la empresa. Lo más destacado del estudio por industria fue lo siguiente:   

  • Los entrevistados en el sector automotriz señalaron el cambio climático como el beneficio principal de la transformación digital. La industria también está invirtiendo en automatización, eficiencia de procesos y mejora de habilidades digitales entre la fuerza laboral.    
  • Los entrevistados en el sector educativo citaron el desarrollo de habilidades y la inclusividad como los beneficios principales de la transformación digital en su industria, pero les preocupa que la falta de herramientas impida el progreso digital y ocasione la aplicación fragmentada de tecnología en los departamentos. 
  • Las instituciones de servicios financieros fueron las más preparadas para enfrentar los desafíos de los cierres regionales y las interrupciones a las cadenas de suministro. Los entrevistados en este sector coincidieron en que la pandemia destacó la ventaja competitiva de las compañías digitalmente preparadas. 
  • Las organizaciones gubernamentales tuvieron mejores oportunidades de obtener presupuesto para invertir en tecnologías cuando golpeó la pandemia, y casi todas priorizaron las herramientas que facilitan la colaboración y el trabajo a distancia. Sin embargo, las brechas de habilidades y de talento, así como los impactos negativos percibidos en relación con las tecnologías nuevas, siguieron representando un obstáculo para la transformación digital.   
  • Las instituciones de salud que dependían en extremo de la interacción presencial fueron las que más tuvieron que transformarse cuando inició la pandemia, en particular respecto a los empleados a distancia y las experiencias del paciente. Además de un estricto cumplimiento con las regulaciones de privacidad del paciente, los administradores y los médicos ampliaron y adoptaron rápidamente capacidades virtuales conforme la presión del COVID los obligaba a incrementar las inversiones. 
  • La industria de fabricación ya se encontraba trabajando en resolver la brecha de habilidades antes de que iniciara la pandemia. El sector también señaló la diversidad e inclusión, el desarrollo de habilidades y el cambio climático entre sus principales inquietudes que la transformación digital puede ayudar a resolver. 
  • Los entrevistados en el sector de medios y comunicaciones expresaron inquietudes sobre su capacidad de adaptarse a la velocidad de los cambios tecnológicos y coincidieron en que combatir la desinformación será el beneficio principal de la transformación digital en la industria.   
  • La industria del comercio minorista y bienes de consumo manifestó optimismo en cuanto a que la transformación digital mejorará las oportunidades laborales y fue la industria más propensa a enfocarse en los impactos sociales positivos del cambio al trabajo distribuido y a distancia.  

Cómo obtener el informe

El informe digital completo está disponible a través del EIU y de Microsoft. Para más información sobre los hallazgos del estudio y la manera en que afectará la estrategia de Microsoft, visite el Centro de Noticias de Microsoft

Además del informe general sobre las diferentes industrias, el micrositio incluye ocho informes sintetizados que exploran en más detalle las inquietudes y los catalizadores tecnológicos de las industrias incluidas en el estudio del EIU. 

El estudio abarcó 15 países de las Américas, Asia Pacífico y Europa, con encuestas a 800 ejecutivos sénior, 100 de cada una de las ocho industrias: automotriz, bienes de consumo y comercio minorista, educación, servicios financieros, gobierno, salud, fabricación, y medios y comunicaciones. 

Compartir