Errores de conducción aceleran accidentes viales en época lluviosa

May 14, 2021 | Noticias

Redacción | redaccion@tiazelmira.com

Datos de las Policía de Tránsito indicaron que solo durante el comienzo de las primeras lluvias de este año, los accidentes de tránsito se triplicaron. Por otro lado, y de acuerdo con cifras del MOPT, generalmente en época lluviosa las colisiones y otros incidentes en carretera aumentan en un 20%.

Gabriel Hernández, Gerente Técnico de AutoPits explica que una serie de factores provocan esta situación, entre ellos algunos errores a la hora de manejar en condiciones lluviosa sumadas en algunos casos al estado de los vehículos.

“Conducir a altas velocidades o de la misma forma que cuando las carreteras están secas es un gran error pues los vehículos no responden de la misma forma en calles mojadas, menos si hay desgaste en las llantas”, explicó Hernández.

El experto señaló que no todos los conductores son más cautelosos a la hora de conducir en lluvia, razón por la cual se dan algunos accidentes que se pudieron evitar con tan solo –por ejemplo- mantener una adecuada distancia con el vehículo que va adelante debido a que la carretera mojada se vuelve más inestable se requiere más distancia para frenar.

 En condiciones lluviosas tampoco se deben hacer giros rápidos o inesperados ni frenar bruscamente. La velocidad en calles de lastre –según explicó el experto- debe ser de 40 a 50 kilómetros por hora y en carretera de unos 60 kilómetros aun cuando la velocidad permitida sea mayor.

“Es más fácil perder el control del vehículo si está lloviendo y si a esto le sumamos velocidades altas, el problema se incrementa”, añadió.

Encontrarse con pozos o charcos puede ser otro escenario de la época lluviosa. Ante esta situación, el Gerente Técnico de AutoPits indicó que primero se debe bajar la velocidad pues al reducirse la adherencia de las llantas al asfalto se puede perder el control del volante o dirección. “No se debe frenar en el charco ni tampoco frenar a alta velocidad pues en cualquiera de los dos casos lo que va pasar es que perdemos el control del vehículo”.

Otro aspecto fundamental – de acuerdo con Hernández- es conocer el estado del vehículo, el estado de las llantas y los frenos. “Es primordial estar seguros que las llantas estén en buen estado para que su agarre sea el adecuado siempre y sobre todo en carreteras mojadas”.

Otra recomendación en caso conducir con lluvia intensa es encender las luces delanteras y traseras. El exceso de lluvia puede sobrecargar las escobillas y   limitar la visibilidad, aun usando la máxima velocidad de los limpiaparabrisas. Ante esto y de ser posible, lo mejor es esperar a que pase el aguacero y si está en carretera, lo aconsejable detenerse en algún lugar seguro y esperar un poco a que baje la lluvia.

Compartir