Repaso informativo de la actividad farandulera

Ene 22, 2021 | La Columna de la Tía

Cumpleañeros 

Saludo a la presentadora Verónica González y a los periodistas Ricardo Lizano y Otto Vargas quienes cumplen años este 22 de enero. También saludo a la modelo Cindy Cascante (cumple el 23 de enero), el fotógrafo Danilo Lugo (23), la pintora Alma Fernández (24), la chef Viviana de Echandi (24), la modelo Roxy Rojas (26), el periodista Mario Segura Vargas (26), el abogado Rolando “Macho” Laclé Zúñiga (27), la modelo Ashly Arias (28), Ligia Perlaza (28), la profesora Laura Castro (28) y don Hernán Luna (28). ​ ​

Siempre guapa 

Paola Ramírez Wheelless, a quien conocimos hace unos años como una destacada modelo cumplió cuarenta años el 17 de enero del 2021 y, para decir verdad, está guapísima. Paola radica fuera del país desde hace unos años debido al trabajo de su esposo William Hayes, sin embargo, cada vez que puede viene a darse una vuelta por estas tierras en compañía de su preciosa hija Larissa. Paola celebró feliz su natalicio, ya que después de más de un año de no poder ver a sus padres, se pudieron reunir en Miami, donde reside la mayor parte del tiempo. “Nunca imaginé que llegarían tan rápido, pero ni modo, llegaron hoy los temidos 40 años. Gracias a Dios y a la vida por estas cuatro décadas llenas de muchas experiencias, momentos lindos, no tan lindos, por mi hija, mi esposo, mis papás, por la salud y por muchísimas cosas más. Como dice un dicho… mejor no digo que cumplo 40, cumplo 18 con 22 años de experiencia”, comentó.

 

Natalia cayó en su trampa 

La presentadora de Sábados Feliz Natalia Rodríguez cayó en la trampa del rating y se enredó en las redes antisociales. La muchacha aceptó una entrevista con Douglas Sánchez en Multimedios; cuando la tuvo en su jaula, el periodista detectó la cicatriz que ella tiene sobre un tema difícil, rascó un poquito y abrió la herida; ella se desangró. Al día siguiente, tras conocerse las fuertes confesiones que ella hizo sobre los maltratos recibidos durante su niñez, explotaron las alertas y se desbordó el morbo. Un familiar se apresuró a desmentir algunas acusaciones que ella hizo sobre su progenitor, ya fallecido. Los medios también hicieron eco del asunto. Mientras todo esto sucedía, Douglas Sánchez se acreditaba más menciones acerca de su espacio de entrevistas; probablemente no imaginó que la iría tan bien con ella; pero ¡sorpresa!, funcionó porque después todos querían ver la famosa entrevista en redes, como suele pasar. Para explicar lo anterior, les pongo un ejemplo: cuando Luis Carlos Monge llevó a Melissa Mora a su programa A Cachete, también en Multimedios, algunos vieron el espacio; pero cuando trascendió que la guapa había estado cacheteando con el cachetón de traba y ella subió la famosa entrevista en sus perfiles, ardió Troya —como la marca de sus pantalones vaqueros—. En su perfil de Instagram la entrevista cachetona, fue reproducida 90 mil veces en menos de 24 horas y después le perdimos el rastro; debe haber subido mucho más, especialmente si tomamos en cuenta que Melissa tiene más de medio millón de seguidores. Volviendo al tema que nos ocupa, Natalia Rodríguez pudo perfectamente haberse ahorrado tal disgusto. Después vinieron los desmentidos y acusaciones y dele con el tema por aquí y por allá y poco faltó para que se pidiera la intervención del Patronato Nacional de la Infancia, el Instituto de la Mujer, la Defensoría de los Habitantes, de Albino Vargas, de Célimo Guido, José Miguel Corrales —no, ese ya no— y todo aquel que se sintiera aludido. Un tema que pudo haberse mantenido en reserva armó un reguero de considerables proporciones. Por el momento, los de canal 7 saben que, si quieren subir su presencia en los medios y en las redes, deben aceptar una entrevista en otro canal, echarle un poco de morbo, y lo demás llega solo, solito. Más cuidado con estas “entrevistas”; piénsenlo dos veces antes de aceptar porque en un instante, caen en el remolino de los moralistas, jueces en todo, expertos en nada y hasta de familiares que no sabíamos que existían. Todos quieren sus redes de fama, convertirse en tendencia y ni se diga la peste de los influencers, pero de esos hablaremos después.

Natalia Rodríguez

 

¿Muy socialité? 

En una entrevista de la periodista Yuri Lorena Jiménez Gómez, publicada el domingo 17 de enero del 2021 en La Nación, calificó a Giuliana Sotela la única (y última) socialité. La rubia se hizo famosa hace algunos años cuando se casó con el tenista chileno Marcelo Ríos, número uno en el mundo en aquel momento, cuando la niña tenía unos 17 años. La publicación fue exitosa y, según supe, tuvo una alta lecturabilidad, algo que toman muy en cuenta ahora los medios. Entonces surgió entre algunos el significado del ese término “socialité”, que no lo registra el diccionario de la real Academia de la Lengua Española. Pero en otros sitios de esos de ahora, dicen que se trata de una persona adinerada que vive de su familia, que es muy popular porque tiene fuerte presencia en redes sociales, eventos de caridad, desfiles de moda y actividades de la farándula y que de vez en cuando dan entrevistas en las llamadas revistas del corazón. El término es un anglicismo que define a una persona famosa, de clase alta, de la plutocracia o aristocracia, aunque es tomado del inglés se le añadió una pronunciación francesa cual, si fuera un galicismo, agregándole acento a la última vocal. Dice Google: El concepto de “socialite”, en inglés, data del siglo XIII y XIX. La mayor parte de las primeras sociedades de clase alta eran esposas o amantes de la realeza o la nobleza, pero al ser una mujer de sociedad era más un deber y un medio de supervivencia que una forma de placer. En el siglo XIX, en Estados Unidos, ocurrió el fenómeno del Registro Social, que es un directorio de nombres y direcciones de las familias estadounidenses prominentes que forman la élite social, es decir estas personas fueron listadas por motivos de nacimiento, crianza, educación y situación económica específicamente; pero no fue hasta el año 1886 que Louis Keller consolidó y vendió aquel directorio.

Giuliana Sotela. Foto tomada de La Nación.

Somos pura sangre 

Estoy convencido que el cineasta Dyrson Brown la pegará con su proyecto cinematográfico “Somos sangre”, la historia de Abel un montador nicoyano. El redondel de toros de Nicoya es uno de los principales escenarios de esta producción que hablará de peripecias, hombres valientes y de todo lo que gira en torno a la actividad taurina típica de Guanacaste. Dyrson, a quien le hemos conocido otros buenos trabajos, está en la etapa de pre producción y buscando patrocinadores para su historia, que filmará a partir de marzo. Aparte de corridas y plazas polvorientas, la historia de Abel es llegadora, por lo que es difícil dejarla pasar. Quienes deseen patrocinar la película, pueden comunicarse por medio del Facebook Dyrson Brown Guanafilms. Estamos seguros de que será un buen producto, como todo lo que hace Dyrson. ¡Puerta papá!

Maribel Guardia en Miss Mundo 

En 1978, cuando Maribel Guardia representó a Costa Rica en Miss Universo, también le tocó ir al certamen de Miss Mundo porque la muchacha que le tocaba ir enfermó. Maribel estuvo en Inglaterra y pudo conocer bastante de aquel país que le gustó mucho, además, en el concurso quedó entre las 15 finalistas. De vuelta en México, la llamaron de Televisa para darle una beca en la primera academia de actuación que fundaron llamada EON, la que hoy es conocida como el CEA. Esta semana Maribel sorprendió publicando una foto con una serpiente y le puso el siguiente comentario: “Mi serpiente y yo les deseamos feliz domingo”.

Maribel Guardia:“La serpiente es estigmatizada en algunas religiones y adorada en otras. ¿Te gustan?

Nanny muy ennoviada 

Aunque otros digan mentiras, lo cierto es que la guapísima Nanny Sevilla anda feliz y ennoviada con el argentino Roberto Fracchia, quien planea venir a visitarla en abril; mientras tanto, se ven dónde pueden y cuando las condiciones lo permiten. Nanny se divorció hace más de un año del padre de sus dos hijos y tras darse un tiempo de espera, le abrió nuevamente las puertas al amor y ahora se declara felizmente disfrutando con Roberto, quien es una persona encantadora. Felicidades a Nanny, una excelente persona que siempre ha estado alejada de escándalos y chismes. Seria y responsable, se pasa trabajando dedicada a los ejercicios y a los consejos para estar en buena forma. Con 50 años de edad, luce siempre hermosa, radiante, como una veinteañera.

Nanny Sevilla y su novio el argentino Roberto Fracchia.

La modelo más exitosa, por mucho 

No presume, pero podría hacerlo: Jeannette Chaves es, sin duda alguna, la modelo costarricense más exitosa de la historia. No tiene perfiles en redes sociales ni anda haciendo más bulla de la cuenta, lo suyo es el éxito, la discreción; es más, tuvo que abrir una cuenta en Instagram y otra en Facebook porque así se lo solicitó una de las agencias a la que está afiliada. Antes de partir a las grandes capitales de la moda y el modelaje, participó en un par de concursos locales, intervino en varias pasarelas y trabajó como modelo y demostradora de varias marcas nacionales. Ya en el 2003 tenía rato de estar en Miami haciendo fotos para revistas e intervino en una media docena de videos musicales de cantantes exitosos como Jay Z. Primero estuvo con la reconocida agencia Whilhelmina y luego con New York Models Management.

Ella aparece en anuncios publicitarios que se hacen para todo los Estados Unidos y para campañas regionales; sale en catálogos, en cortos de televisión, en vallas publicitarias y donde se requiera una modelo de corte internacional para las marcas más conocidas mundialmente. Ganó el Miss América Latina, en Perú 1996 y Piel Dorada, en Costa Rica en el 2001. Aunque cursó Derecho en la Universidad de Costa Rica, no ha ejercido la profesión, porque no había concluido sus estudios cuando ya era requerida constantemente por todos lados, entonces terminó la carrera y se marchó de inmediato, tanto que no tuvo tiempo de hacer su tesis para la licenciatura. Desde 1997 su figura empezó a frecuentar los catálogos de moda de Francia y Alemania. Jeannette Chaves es de verdad, del tamaño que ella quiera y jamás, nunca, presume de esto o de aquello, la suya es una vida tranquila. Cuando llegó el Covid a Nueva York, de inmediato se vino para Costa Rica y se refugió con su adorada madre Beatriz allá en las montañas de San Rafael de Heredia. Pasan juntas, juegan con su perra Honey, salen a caminar y disfrutan del momento. Un domingo de estos, bajó con su hermano Alberto y su mamá a almorzar al restaurante Estación Atocha Don Bosco; se les vio tranquilos, disfrutando en su burbuja familiar y ella manteniendo un perfil bajo, apenas se escuchaba hablar. Jeannette es una buena muchacha, educada, simpática, sana, saludable, sin vicios, muy hogareña; incluso cuando está en Nueva York, sale muy poco y se concentra en sus contratos profesionales que a veces la llevan a otras ciudades o países. Cuando algunos se dieron cuenta de su presencia en el país, intentaron entrevistarla, pero ella declinó la oferta con su fino encanto y su notable educación. Gracias, pero no gracias, dijo.

Su éxito y su profesionalismo son indiscutibles, pero su personalidad no le permite presumir de eso ni andar haciendo aspavientos. Según sus palabras, nunca ha tomado el modelaje como profesión, aunque su trabajo es muy profesional. Cuando salga esta publicación, Jeannette seguirá allá arriba en su casa, llevando una vida sencilla junto a su mamá y esperando alguna llamada de algún interesado en comprar la propiedad que ella está vendiendo en Playa Negra, Puerto Viejo, Limón. Cuando pase esta tormenta pandémica, regresará a Nueva York y se enfrentará de nuevo a las cámaras, pues sigue siendo de las más cotizadas de la industria. Así es su vida, sencilla, discreta y muy espiritual también.

Hasta que se me eriza la piel, me late más fuerte el corazón y se me enchilan los ojos al comprobar el éxito de esta compatriota, que no presume ni se cree más que nadie, que mantiene su vida sencilla y humilde. Prefiere no dar entrevistas y rechazar publicaciones, porque así es ella. Gracias Jeannette por demostrar que se puede ir por la vida haciendo las cosas bien, llevando una vida sana y disfrutando del éxito con su discreto encanto.

 

 

Compartir