Torneo “TecnoGame Robits” de Pozuelo eligió sus arcades ganadores

Mar 10, 2021 | Noticias

Alex Murillo | alexmurillopadilla@gmail.com 

Tras una nutrida participación de jóvenes entusiastas entre los ocho y doce años, ya fueron anunciadas las personas ganadoras del torneo “TecnoGameRobits” de la marca Pozuelo. Quienes participaron, se concentraron entre el 8 y el 12 de febrero para dar una muestra de su mejor talento y creatividad. 

Como parte del proceso, los competidores y competidoras adquirieron o reforzaron sus conocimientos de programación tras cinco días intensivos de capacitación con apoyo de la organización Luvá, una entidad dedicada a fortalecer la educación STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, por su acrónimo en inglés) a través de plataformas virtuales especialmente diseñadas para el aprendizaje de la niñez y la juventud.

Como explicó Marcela Sandoval, Jefa de Marca de Pozuelo, la idea de la empresa es que estos niños, niñas y jóvenes, independientemente de su condición económica, tuvieran la posibilidad de participar en un evento de alta calidad, pero totalmente gratuito, que les diera acceso a capacitación y entrenamiento para poder desarrollar un videojuego tipo “arcade”.

“El aprendizaje de principios de ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas, arte y programación es de vital importancia para que, desde temprana edad, la niñez y juventud esté familiarizada con la solución de problemas por medio del juego y el pensamiento creativo”, señaló Sandoval al respecto de la razón de ser de este certamen.

Números relevantes

El torneo, de corte regional centroamericano, contó con la participación de 594 estudiantes inscritos, de los cuales, la juventud y niñez costarricense abarcó 499 plazas mientras los y las estudiantes restantes se distribuyeron de la siguiente manera: Nicaragua, 9 participantes; Honduras, 19 participantes; Guatemala, 35 participantes; El Salvador, 13 participantes; y Panamá, 19 participantes. Además, fue notorio el aumento de la representación femenina en el evento, lo que demuestra que este tipo de eventos abiertos estimula a las niñas y jóvenes a irse involucrando cada vez más al área de las ciencias y la programación desde edades tempranas. En total participaron 140 de ellas.

Experiencia incluyente

Uno de los aspectos más sobresalientes de este torneo fue su capacidad para convocar a una amplia diversidad de estudiantes de variados contextos geográficos y socioeconómicos. Por ejemplo, Jeikel Salas Segura, de 11 años y vecino de Guápiles, ganador de una mención honorífica por el “Juego más dinámico” comentó al respecto:

«El torneo me gustó mucho porque aprendí a crear juegos y obtuve nuevo conocimiento. El torneo fue una experiencia que me impulsó a seguir adelante con mi sueño. Aprendí a dar lo mejor de mí mismo y a no rendirme. El año pasado que participé en otra actividad, logré el tercer lugar y eso fue extremadamente importante para mí. Este año participé porque deseaba aprender más y poner en práctica los conocimientos adquiridos. Los cursos son muy buenos, claros y de gran aprendizaje”, explicó Jeikel.

Por su parte, estudiantes como Samuel Badilla Navarro, de diez años y vecino de Concepción Abajo de Alajuelita, expresó su agradecimiento con el torneo relatando su historia personal:

Formo parte de los programas que ofrece la Fundación Funda Vida, de forma gratuita, hace ya cuatro años. Mis primeros pasos en la programación los realicé en esta fundación, la cual, imparte cursos en lugares marginados y de escasos recursos. Fue gracias a ellos que supe del primer torneo de programación en nuestro país y así conocí la plataforma de la Academia Luvá. Tras quedar entre las primeras 20 mejores propuestas, la Academia Luvá me dio una beca totalmente gratis para aprender aún más a programar y crear mi propio video juego, y no sólo a mí, también a algunos de mis compañeros y amigos de bajos recursos. Desde entonces, he logrado cosas increíbles, ha sido muy provechoso y me siento muy contento. Hasta hace poco no tenía una computadora, y faltando unos días para finalizar el torneo, Funda Vida nos donó un equipo, así fue como pude participar del evento. Me siento muy agradecido y contento con la Academia Luvá que siempre ha respondido mis mensajes y correos a cualquier hora para resolver mis dudas«.

En este sentido, algunos de los aliados estratégicos de Pozuelo para el impulso de su torneo “TecnoGame Robits” incluyeron a variadas fundaciones y organismos gubernamentales que apoyan el desarrollo de los niños, las niñas y la juventud, entre ellos, el Viceministerio de Juventud, el Viceministerio de Paz, y la Fundación Parque la Libertad, quienes parten de la visión de ofrecer espacios de formación a grupos de menores de edad en desventaja social y que facilitan el acceso a herramientas tecnológicas y de comunicación digital que no son tan asequibles para estas poblaciones.

 

Compartir